en cuenta que los pacientes deben seguir tomando medicación toda la vida. La no curación es porque el virus continúa replicándose en alguna parte del cuerpo”.

Científicos españoles del IrsiCaixa descubren como actúa el ‘caballo de Troya’ del VIH. Es una investigación de ciencia básica con una

trascendencia “muy significativa”

Investigadores del IrsiCaixa han descubierto la molécula del VIH responsable de la propagación del virus del sida en el organismo, lo que abre las puertas a la consecución de una nueva familia de fármacos capaces de detener la expansión del virus y, eventualmente, facilitar una estrategia terapéutica a través de una vacuna.

El trabajo, que publica la revista internacional PLoS Biology, tiene una trascendencia “muy significativa” a nivel de investigación básica, al describir por primera vez el papel clave de los gangliósidos –moléculas de la membrana del VIH– en la penetración del virus

del sida en las células responsables de activar una respuesta inmunitaria contra el virus –las células dentríticas– y diseminarlo en el cuerpo.

Como ha explicado el líder del trabajo, Javier Martínez-Picado, “las células dentríticas circulan por todo el organismo para capturar microbios, los fragmentan y los llevan al centro de control inmunitario para que los glóbulos blancos exterminen a estos invasores”, pero en el caso del sida estas células son incapaces de dividir el microbio y el VIH se queda dentro sin degradarse.

Una vez éste es llevado a los ganglios, como centro del sistema inmunitario, el virus del sida sale íntegro y es capaz de exterminar a las

células de defensa del organismo, y ahora los investigadores han descubierto la molécula que permite al virus del sida actuar como un caballo de troya para invadir a las células dentríticas para hospedarse en su interior sin ser divididos.

En colaboración con el Institut de Química Avanada de Catalunya del CSIC y de la Universidad de Heidelberg alemana, la investigación demostró que “la desaparición de los gangliósidos inhibe completamente la propagación del virus”, ha significado Martínez-Picado, acompañado del reconocido investigador Bonaventura Clotet.

El líder del trabajo ha constatado que “actualmente las terapias antirretrovirales mejoran la calidad de vida, pero no curan, teniendo

Por tanto, el mecanismo hallado se ha convertido en un nuevo frente para atajar la infección, y, consciente de que quizá éste no es el único reservorio para conseguir la curación del VIH, Martínez-Picado ha vaticinado que una nueva familia de fármacos podría administrarse de forma combinada con el cóctel antirretroviral actual.

“Podríamos conseguir una respuesta más eficiente de la respuesta inmunológica para erradicar la infección”, ha señalado Clotet.
De hecho, la investigación ha alumbrado la solicitud de una patente europea, depositada en diciembre de 2011, a cargo de los laboratorios Esteve, IrsiCaixa –impulsado por La Caixa y la Conselleria de Salud de la Generalitat– y de Icrea.
De todas formas, lanzar al mercado un fármaco, que bloquee la actividad de la citada molécula, es un proceso costoso que “podría tardar entre 10 o 15 años”, a sabiendas de que es necesaria una fase preclínica compleja, cuya fase muy prematura en animales con un inmunogen ha empezado ha

ce apenas tres o cuatro meses.
Además, “una terapia orientada a esta diana celular es menos propensa a generar resistencias”, y ahora el objetivo es identificar moléculas que bloqueen estos gangliósidos.

Vehículo para una vacuna terapéutica

Respecto a una even

t

ual vacuna terapéutica, los investigadores han señalado que el mecanismo descubierto permite diseñar vehículos vacunales en terapia

s de curación: “Podemos poner trozos de estos antígenos con virus artificiales y si lo hacemos con gangliósidos permitimos que esto vaya directamente a la célula dentrítica y al ganglio sistema de control del sistema inmunitario”.

“Un mecanismo similar puede

estar siendo utilizado también por otros virus como el dengue, la fiebre amarilla y la hepatitis C, porque también arrastran gangliósi

dos”, ha subrayado Martínez-Picado.

tomado de http://www.sinsida.biz

Juan Pablo II y el Sida

Publicado: 8 de julio de 2010 en Uncategorized

Síntesis del pensamiento del Papa Juan Pablo II acerca del SIDA y los agentes implicados

1. Naturaleza

El VIH-SIDA no daña solamente al cuerpo sino a toda la persona, sus relaciones interpersonales y su vida social. La Inmuno-deficiencia del VIH-SIDA también se da simultáneamente en el plano de los valores existenciales. Es una verdadera patología del Espíritu . Es un azote. Lleva consigo una crisis de valores morales.

2. Prevención

Hay que tener en cuenta el carácter sagrado de la vida humana; por tanto no es lícito ni el aborto ni la eutanasia dentro de las providencias que hay que tomar frente al VIH-SIDA. Para la prevención se necesita la información adecuada y debida de los valores morales y no se permite cualquier cosa que viole el valor de la sexualidad. La Prevención debe realizarse respetando la dignidad del hombre y su destino trascendente, excluyendo campañas que conlleven modelos de comportamiento que favorezcan la extensión del mal. Se trataría de informaciones que más que ayudar perjudicarían. Hay que informar y educar sin prejuicio de la ética. Hay que iluminar a los jóvenes sobre los valores que están en juego. El mejor remedio frente al VIH-SIDA, que se transmita por relaciones sexuales ilícitas, es la fidelidad matrimonial y la castidad. Para prevenir el VIH-SIDA hay que educar a los jóvenes y adultos de manera que puedan reencontrar la madurez afectiva y la sexualidad ordenada.

3. Comportamiento del enfermo

El enfermo de VIH-SIDA debe ser consciente de que Dios lo ama a él y a todos los demás enfermos, a todo lo que se relaciona con ellos, a sus familiares. Algunos comportamientos deliberados contribuyen a la difusión del VIH-SIDA. Se recomienda siempre el recto comportamiento sexual, el amor humano en el matrimonio en fidelidad y castidad, el libertinaje aumenta el peligro de contagio del VIH-SIDA. Los padres de familia deben evitar la enfermedad y su transmisión vertical. El Papa exhorta a los enfermos de VIH-SIDA a que ofrezcan sus sufrimientos por la difusión de la Verdad y el Amor de Cristo. A que ofrezcan sus sufrimientos por quienes están en riesgo de contraer la enfermedad.

4. Comportamiento de quien asiste al enfermo

Los agentes de pastoral de la salud que trabajan con los enfermos de VIH-SIDA deben mostrar el amor y la compasión de Cristo y de su Iglesia para con ellos; los agentes de la salud tienen una obligación moral y una responsabilidad social ante los enfermos del VIH-SIDA, tienen que mostrarse como el Buen Samaritano. El enfermo de VIH-SIDA debe ser tratado como Cristo mismo, Cf. Mt. 25, 31-46 . El enfermo de VIH-SIDA debe ser objeto de asistencia y de todo respeto. Se debe mostrar el amor misericordioso de Dios para con los huérfanos de padres que murieron por el VIH-SIDA. Debemos superar la barrera de la enfermedad y de la culpa moral en la atención a los enfermos del VIH-SIDA. Debemos permanecer cerca de los enfermos. Los agentes de pastoral de la salud deben ofrecer a los enfermos de VIH-SIDA toda clase de alivio moral y espiritual.

5. Autoridades civiles

Las autoridades competentes deben de actuar para tratar de resolver el problema de los enfermos del VIH-SIDA. No deben de implementar campañas de prevención contra el VIH-SIDA que incluyan modelos de comportamiento que favorezcan la expansión del mal; o también dar cierta clase de información que perjudique más que beneficie, respecto a contraer el mal del VIH-SIDA. Exhorta el Papa a que vengan de otros países a ayudar a África en el problema del VIH-SIDA, evitando, sin embargo, cualquier tipo de Colonialismo. Pide a los políticos que hagan todo el esfuerzo posible para poner fin a este flagelo del VIH-SIDA. Debe haber una solidaridad de los gobernantes con los enfermos de VIH-SIDA .

6. Científicos

Debe haber una solidaridad de los científicos que se esfuerzan por combatir el flagelo del VIH-SIDA. Augura el Papa que pronto se encuentren medicinas eficaces para debelar la enfermedad del VIH-SIDA, que se lleven a cabo investigaciones eficaces. El Papa exhorta a que se unan los esfuerzos científicos en la investigación de la cura del VIH-SIDA y no haya entre los científicos rivalidades estériles en el propio trabajo. Augura el Papa que pronto se llegue a encontrar la cura del VIH-SIDA gracias a estas investigaciones. Exhorta el Papa a que sigan adelante las investigaciones para encontrar la cura del VIH-SIDA. Así mismo pide a los hombres de ciencia, aunar sus esfuerzos para poner fin al flagelo del VIH-SIDA.

Síntesis elaborada por Mons. Javier Lozano Barragán
Presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud

Los enfermos de SIDA son Cristo que sufre

Publicado: 18 de marzo de 2010 en Uncategorized

Por Mons. Javier Lozano Barragán Fragmento de la Instrucción pastoral de Mons. Javier Lozano Barragán, entonces Obispo de Zacatecas, emitida el 8 de diciembre de 1991. Ahora, Mons. Lozano es Presidente del Pontificio Consejo para los Agentes Sanitarios. Debemos tener la máxima preocupación con los enfermos de SIDA. Son Cristo sufriente. Por la fe, pueden unir sus dolores a los de Cristo y participar así del valor salvífico de la pasión del Señor (Cfr. Col. 1,4). Son personas humanas a las que se les debe todo respeto por su dignidad inviolable, y más cuando se encuentran en un estado en el que exigen toda nuestra atención. Tenemos que hacer la opción preferencial por los pobres, y de estos enfermos podemos decir que son los más pobres de entre los pobres, pues sus carencias no son sólo en el aspecto económico, sino en la misma vida. La parábola del Buen Samaritano nos da la pauta de conducta con estos prójimos que son los que más sufren (Cfr. Lc 10, 30 yss); también nuestro Señor nos dice que el juicio final nos juzgará por el cuidado que hayamos tenido con los más pequeños y necesitados, que en esta situación son estos enfermos (Cfr. Mt 25,3146); no podemos pasar de largo frente a su postración; nuestra compasión, por otra parte, no debe quedarse sólo en este nivel, sino debe buscar la manera de ayudarlos eficazmente. Los médicos y enfermeras y otros profesionales similares, tienen mucho de “buen samaritano”; el apoyo que les demos compartirá este noble oficio. Los sacerdotes debemos tener conciencia de que estos enfermos necesitan una palabra de auténtico consuelo que dándoles sentido a sus vidas que están consumiéndose. Sabemos que algunas de las víctimas de esta enfermedad provienen de relaciones sexuales ilícitas; pero no se descarta de ninguna manera que otras sean víctimas por causas que no revisten ninguna maldad moral, vgr. una transfusión de sangre infectada o el uso inadecuado de una jeringa, etc. Nosotros no estamos aquí para juzgar a éste o a aquel enfermo, esto es de Dios, de nosotros es el de socorrerlos lo mejor que podamos.

Resumen en términos sencillos

El uso del preservativo reduce sistemáticamente la transmisión sexual de la infección por VIH.
La mayoría de los casos de este tipo de infección derivan de las relaciones sexuales y el contacto con hemoderivados contaminados (por ejemplo, mediante el uso de drogas intravenosas). Siempre se indicó el uso de preservativos durante las relaciones sexuales como método para reducir la infección y la propagación de infecciones de transmisión sexual, como lo es el VIH. Mediante la revisión de los estudios se pudo comprobar que el uso constante del preservativo reduce sustancialmente pero no elimina por completo el riesgo de infección de VIH.

Éste es el resumen de una revisión Cochrane traducida. La Colaboración Cochrane prepara y actualiza estas revisiones sistemáticas. El texto completo de la revisión traducida se publica en La Biblioteca Cochrane Plus (ISSN 1745-9990). De La Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2007. Oxford, Update Software Ltd. Todos los derechos están reservados.

Fecha de la modificación significativa más reciente: 19 de noviembre de 2001
Fecha de la traducción: 26 de febrero de 2007

Resumen

Antecedentes

Aún no se ha determinado el grado de protección que ofrece el uso de preservativos contra el Virus de inmunodeficiencia humana y otras infecciones de transmisión sexual. Los estudios de cohorte de parejas serodiscordantes y sexualmente activas, que incluyeron un seguimiento de los integrantes seronegativos, permiten estudiar casos en los que existe un riesgo comprobado de infección por exposición del integrante seronegativo de la pareja, por lo que es posible calcular la incidencia de la enfermedad. Como hay personas que usan preservativos y otras que no, particularmente existen circunstancias en que algunas lo hacen en el 100% de los casos y otras nunca (0%), es posible evaluar la efectividad del preservativo mediante la comparación de las dos tasas de incidencia. La efectividad del preservativo implica una reducción proporcional de la enfermedad.

Objetivos

El objetivo de esta revisión es evaluar la efectividad del preservativo en cuanto a la reducción de la transmisión del VIH en heterosexuales.

Estrategia de búsqueda

Se localizaron estudios mediante bases de datos electrónicas (AIDSLINE, CINAHL, Embase y MEDLINE) y a través de búsquedas manuales en listas de referencias.
Criterios de selección

Se consideró elegibles a aquellos estudios que incluían: (1) datos relativos a parejas heterosexuales infectadas con VIH, serodiscordantes y sexualmente activas; (2) diseño longitudinal; (3) detección del estado de virus mediante serología e (4) información sobre el uso del preservativo en una cohorte de personas que “siempre” (100%) o “nunca” (0%) utilizaban preservativos.

Recopilación y análisis de datos

Los estudios identificados mediante la estrategia de búsqueda mencionada anteriormente y que cumplían con los criterios de inclusión fueron revisados para su inclusión en el análisis. Se registraron los tamaños muestrales, la cantidad de seroconversiones y los años persona de exposición libre de enfermedad para cada cohorte. Siempre que fue posible, se hizo lo propio con la dirección de la transmisión en la cohorte (hombre a mujer, mujer a hombre), la fecha de reclutamiento del estudio, la fuente de infección en el paciente índice y la presencia de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS). Se excluyeron los informes duplicados sobre una misma cohorte y los estudios que contenían información incompleta o imprecisa. La incidencia del VIH se calculó a partir de las cohortes de personas que “siempre” usaban preservativos y en función de aquellas de personas que no los usaban “nunca”. La efectividad se evaluó sobre la base de estos dos cálculos de incidencia.

Resultados principales

En el análisis final se incluyeron 14 de las 4.709 referencias que habían identificado inicialmente. Sobre un total de 13 cohortes de personas que “siempre” utilizaban preservativos, se obtuvo una incidencia de VIH homogénea de 1,14 (IC 95%: 0,56 a 2,04) por 100 años persona. Se registraron 10 cohortes aparentemente heterogéneas sobre personas que “nunca” utilizaban preservativos. En los estudios que incluyeron seguimientos más prolongados, en los que se evaluó principalmente a parejas de pacientes hemofílicos y transfundidos, se obtuvo una incidencia de VIH de 5,75 (IC 95%: 3,16 a 9,66) por 100 años persona. La efectividad global, o la reducción proporcional de seroconversiones de VIH mediante el uso del preservativo, es de alrededor del 80%.

Conclusiones de los revisores

Esta revisión indica que el uso constante de preservativos, es decir usar preservativo en todas las relaciones sexuales con penetración vaginal, reduce en un 80% la incidencia de VIH. Dado que en los estudios incluidos no se presentó un informe sobre el uso “correcto” del preservativo en cada relación sexual, aquí se evalúa la efectividad y no la eficacia de su uso. Además, debido a que en la mayoría de los estudios tampoco se mencionaba el tipo de preservativo utilizado, el cálculo de la efectividad se aplica generalmente al preservativo masculino, y no al de látex específicamente. Por lo tanto, la efectividad del preservativo es similar, aunque inferior, a la de la anticoncepción.

Fuente: aciprensa.com

Conclusiones de un estudio encargado por la Santa Sede sobre la situación y atención a los enfermos del SIDA en 112 países 
– Del total de quienes se ocupan de los enfermos de VIH-SIDA en el mundo el 9.4% son Organismos eclesiales y el 15.1% Organizaciones no gubernamentales católicas. Esto es, el 24.5% se encuentra en manos de católicos. Sus recursos, comparándolos con el conjunto de recursos que se emplean suman solamente el 20.6% y en su gran parte no son recursos públicos sino privados. Ello nos lleva a dos conclusiones: la primera, que urge un conocimiento mutuo de estos agentes católicos de pastoral sanitaria para una ayuda recíproca y una mayor efectividad; la segunda que urge optimizar los recursos para una mejor y mayor atención a los enfermos.

– Otra conclusión pudiera ser la claridad en las metas y por tanto la claridad en la orientación en el trabajo pastoral, todo eso lo podemos reportar desde la doctrina que el Santo Padre nos expone respecto al problema del HIV-SIDA. Señalamos en especial la acción de prevención, y en ella, algo específicamente cristiano que el Papa señala claramente: hay que destacar la fuerza que debe tener en nuestros días la virtud de la castidad.- No cabe duda que en la dimensión secularista de nuestro mundo esta solución aparece como una ilusión y en algunos casos, como algo mojigato, prejuicios, con relación a lo terrible de una realidad que parece desbordar los dominios de la moralidad; sin embargo, no cabe la menor duda que para la Pastoral de la Iglesia católica, la virtud de la castidad aparece ahora como el reclamo más urgente en el ramo y que debe incrementarse tanto en su presentación oportuna y clara, como en su realización práctica. La virtud de la castidad aparece, es verdad, como un nadar contra la corriente en una sociedad pansexualista como la de hoy; pero es la solución verdadera al problema del contagio sexual. Lleva consigo toda una visión antropológica del amor y del sexo, y debe comprenderse en toda su extensión social, familiar, individual y personal. Se comprende de una manera en la exigencia de la castidad matrimonial y se vive de otra forma en la existencia célibe. Sin esta visión aceptada por la fe, se entiende cómo para muchos sólo queda como algo práctico el recurso a los preservativos. Sin la fe, se entiende también como para muchos sea un absurdo el que la Iglesia católica no acepte en su práctica de prevención dichos preservativos.- Dentro de la prevención se encuentra también una recta perspectiva frente a las substancias psicotrópicas y los estupefacientes, ya que según las conclusiones de la encuesta, se encuentra una incidencia fuerte entre la tóxicodependencia y el VIH-SIDA.- Respecto al trato a los seropositivos destacan las acciones de los Gobiernos de los diferentes países que hay que reconocer y animar. Hay que intensificar la acción de todo aquel que se está preocupando de estos enfermos; en todos hay que aumentar solidariamente la conciencia del buen samaritano, que en estos hermanos nuestros ve a los más pobres y desprotegidos que han caído en las garras de este terrible mal y hacia los cuales se exige la acción preferencial de todos.- Frente al drama espantoso que viven en especial los dos millones de niños huérfanos en el Africa sushariana, de padres muertos por la infección del VIH-SIDA, y la mayor parte de ellos también contagiados por dicha enfermedad, urge sensibilizar a todo el mundo para ir apresuradamente en su ayuda.

Últimamente ha habido una iniciativa que parece oportuno secundar: que se oficialice en todo el mundo el día de los niños contagiados de VIH -SIDA y que este día sea el 28 de diciembre, día en que la Iglesia católica celebra el día de los Santos Inocentes. Las ayudas pueden ser de todo tipo, una que muchas veces se olvida, y es evidente que se olvide en un mundo secularizado, es la oración. Será un medio especialísimo que tenemos para combatir esta plaga que nos ha inundado. Quiera la Virgen Santísima, salud de los enfermos, ir en ayuda muy particular de tantos niños desamparados que mueren continuamente a causa de este terrible mal y en general de todos los aquejados por el VIH -SIDA.
Vaticano 5 de julio de 2002
Javier Lozano Barragán
Presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de la Salud
Ciudad del Vaticano – Santa Sede

Pastoral Social Caritas

Publicado: 15 de marzo de 2010 en Caritas
Etiquetas:

caritas conferencia episcopal HondurasLa Pastoral Social Caritas Arquidiocesana, también conocida como Caritas de Tegucigalpa, fue fundada en 1959, por el insigne luchador de los pobres Monseñor Evelio Domínguez R.I.P. ,  originario de Sabanagrande, quien al constatar la extrema situación de pobreza de las comunidades del sur de Francisco Morazán, orienta la labor de Caritas a atender las necesidades básicas de alimentación de las familias, fomenta la organización comunitaria  y apoya la educación a través de la creación inicial de la Radio Católica “La Voz de Suyapa” en 1959, de donde se desprendería posteriormente el programa de Escuelas Radiofónicas, pilar fundamental para la educación rural y la organización campesina.
                                                                      
Durante la década de los 60s y 70s el trabajo de Caritas Arquidiocesana se realiza bajo la dinámica de la “Promoción para el Desarrollo”, implementando proyectos de agricultura, talleres de formación y educación técnica y artesanal, tiendas de consumo popular, cooperativas campesinas, creación de dispensarios médicos, así como también proyectos orientados a la generación de conciencia y organización social en el mundo campesino y rural.
El surgimiento de la Celebración de la Palabra de Dios en 1965 y junto a ellos la creación de los “Clubes de Amas de casa”, facilitó la creación de las Caritas Parroquiales a lo largo de la Arquidiócesis. Desde las Caritas Parroquiales se impulsan los programas de capacitación técnica en manualidades y artesanías para las mujeres, así como también programas nutricionales como el vaso nutricional para niños y niñas. El programa de  “Alimentos por Trabajo” fue una de las iniciativas mas importantes del quehacer de Caritas hasta mediados de los 80s,  ya que además de brindar alimentos básicos, medicinas y vestuario a las familias pobres, propició la creación de obras de infraestructura (apertura de calles y caminos) en muchas comunidades que anteriormente carecían de medios adecuados de comunicación con la ciudad capital y otras ciudades intermedias.
Los conflictos agrarios suscitados en el país desde mediados de los años 70s, junto con el incremento de los conflictos político-ideológicos de la década de los 80s llevan a Caritas Arquidiocesana a reorientar su trabajo para brindar atención humanitaria a los refugiados nicaragüenses en los campamentos de Jacaleapa, las Vegas y Hortalizas en el departamento de El Paraíso, fronterizo con Nicaragua. De igual manera Caritas incursiona en a atención a problemas urbanos como el surgimiento acelerado de niños y niñas de y en la calle, limitados físicos y drogadictos, y la facilitación de asistencia y defensa legal a grupos vulnerables a través de servicios jurídicos.
Los impactos generados por el paso de diversos huracanes sobre nuestro territorio, durante los años 70s y 80s llevan a Caritas a implementar programas de emergencia y reconstrucción para atender solidariamente a la población afectada.

La Pastoral Social Caritas Arquidiocesana, también conocida como Caritas de Tegucigalpa, fue fundada en 1959, por el insigne luchador de los pobres Monseñor Evelio Domínguez R.I.P. ,  originario de Sabanagrande, quien al constatar la extrema situación de pobreza de las comunidades del sur de Francisco Morazán, orienta la labor de Caritas a atender las necesidades básicas de alimentación de las familias, fomenta la organización comunitaria  y apoya la educación a través de la creación inicial de la Radio Católica “La Voz de Suyapa” en 1959, de donde se desprendería posteriormente el programa de Escuelas Radiofónicas, pilar fundamental para la educación rural y la organización campesina.
                                                                      
Durante la década de los 60s y 70s el trabajo de Caritas Arquidiocesana se realiza bajo la dinámica de la “Promoción para el Desarrollo”, implementando proyectos de agricultura, talleres de formación y educación técnica y artesanal, tiendas de consumo popular, cooperativas campesinas, creación de dispensarios médicos, así como también proyectos orientados a la generación de conciencia y organización social en el mundo campesino y rural.
El surgimiento de la Celebración de la Palabra de Dios en 1965 y junto a ellos la creación de los “Clubes de Amas de casa”, facilitó la creación de las Caritas Parroquiales a lo largo de la Arquidiócesis. Desde las Caritas Parroquiales se impulsan los programas de capacitación técnica en manualidades y artesanías para las mujeres, así como también programas nutricionales como el vaso nutricional para niños y niñas. El programa de  “Alimentos por Trabajo” fue una de las iniciativas mas importantes del quehacer de Caritas hasta mediados de los 80s,  ya que además de brindar alimentos básicos, medicinas y vestuario a las familias pobres, propició la creación de obras de infraestructura (apertura de calles y caminos) en muchas comunidades que anteriormente carecían de medios adecuados de comunicación con la ciudad capital y otras ciudades intermedias.
Los conflictos agrarios suscitados en el país desde mediados de los años 70s, junto con el incremento de los conflictos político-ideológicos de la década de los 80s llevan a Caritas Arquidiocesana a reorientar su trabajo para brindar atención humanitaria a los refugiados nicaragüenses en los campamentos de Jacaleapa, las Vegas y Hortalizas en el departamento de El Paraíso, fronterizo con Nicaragua. De igual manera Caritas incursiona en a atención a problemas urbanos como el surgimiento acelerado de niños y niñas de y en la calle, limitados físicos y drogadictos, y la facilitación de asistencia y defensa legal a grupos vulnerables a través de servicios jurídicos.
Los impactos generados por el paso de diversos huracanes sobre nuestro territorio, durante los años 70s y 80s llevan a Caritas a implementar programas de emergencia y reconstrucción para atender solidariamente a la población afectada.

A inicios de los 90s se inicia a nivel nacional un proceso de reflexión sobre el quehacer de Caritas frente a las nuevas realidades mundiales y nacionales. Como resultado de dos asambleas nacionales, Caritas inicia un proceso de transformación para convertirse en un organismo de Pastoral Social con la misión de “Transformar las realidades sociales a la luz del Evangelio y combatir la pobreza de nuestro pueblo”.
De estas asambleas surge un nuevo itinerario de la Pastoral Social Caritas Arquidiocesana, que se traduce en la implementación de una nueva estrategia de intervención a través de programas que busquen dar una respuesta a la nuevas realidades, y que permitan a la Arquidiócesis de Tegucigalpa,  “contribuir desde un a perspectiva eclesial al desarrollo integral de los sectores mas empobrecidos y desprotegidos  a través de la promoción de comunidades solidarias y participativas”. Este propósito se tradujo en esos años en la implementación de los siguientes programas:

  • Pastoral del Buen samaritano
  • Pastoral de La Mujer
  • Pastoral del Migrante
  • Pastoral de la Tierra y Medio ambientePastoral del Niño
  • Escuela de Pastoral Social
  • Escuela de Derechos Humanos
  • Socorro Jurídico Popular